Feria del Libro 2013 
18 de Septiembre de 2013
Dómina repasó los 30 años de democracia en la Argentina
Fue en el marco del lanzamiento de la quinta edición de su libro "Historia Mínima de Córdoba".
Dómina repasó los 30 años de democracia en la Argentina
Dómina repasó los 30 años de democracia en la Argentina
El historiador y concejal de la ciudad de Córdoba, Esteban Dómina, realizó el lanzamiento de la quinta edición de su libro "Historia Mínima de Córdoba", [ Ver Video ] que incorpora como novedad una "Tercera Parte-30 años de democracia", consistente en una reseña cronológica y documentada sobre lo ocurrido en nuestra provincia y en el país a lo largo de las tres últimas décadas.

En ese contexto, el autor compartió una charla en la Sala Regino Maders de la Legislatura Provincial con el dirigente radical Carlos Becerra, ex secretario General de la Presidencia durante el gobierno de Raúl Alfonsín; y con el periodista de Canal 10 y Radio Universidad, Mario Pensavalle. En la apertura del evento, Dómina recordó que "en el libro yo planteo que estos 30 años de democracia tuvieron 3 momentos histórico políticos. El primero fue el alfonsinismo, el segundo el menemismo y el tercero el kirchnerismo, que aún está presente".

"Por eso es que tenemos que empezar desde el principio. El 30 de octubre de 1983 fue un momento histórico para la Argentina y fue todo de Raúl Alfonsín. Carlos Becerra fue protagonista de ese gobierno, ya que se encontraba al lado de Alfonsín como su secretario General", comentó el historiador a modo de introducción, durante la conversación que se llevó a cabo en el marco de la Feria del Libro 2013. Al respecto, Becerra señaló que "el triunfo de Alfonsín en las elecciones presidenciales no se produjo como una aparición misteriosa del Ave Fénix sino que se trató de una larguísima gestación de trabajo político, social y de todas las fuerzas vivas de la sociedad con espíritu democrático de aquella época".

A su turno, Dómina reconoció que "en el ´83 nosotros perdimos porque Alfonsín le ofreció a la ciudadanía lo que el peronismo no le ofreció. Alfonsín fue la expresión de lo que la gente quería después de la larga noche de la dictadura. Mientras Alfonsín recitaba en los palcos el preámbulo de la Constitución Nacional, los nuestros quemaban cajones en la avenida 9 de Julio".

Las lágrimas del General

"El 30 de octubre de 1983, la UCR nos clavó las tres boletas tres, que consagraron a Alfonsín presidente, a Eduardo César Angeloz gobernador y a Ramón Bautista Mestre intendente", indicó para luego agregar que “esa situación para nosotros los peronistas fue un golpe muy duro porque veníamos invictos. Y no estaba escrito en ningún lado que podíamos perder una elección. Al PJ lo podían derrocar o proscribir, como de hecho ocurrió, pero ganarle una elección no. Esa noche del 30 de octubre del ´83 llovió y algunos poéticos decían…son las lágrimas del General. Lo cierto es que la UCR nos llenó las urnas de votos porque el peronismo no había hecho los deberes. Pero después caímos en la cuenta que esa derrota nos sirvió para renovar el peronismo”.

En otro tramo de la conversación, Pensavalle le consulta a Dómina si "ustedes los peronistas hoy se hacen cargo de Menem porque pareciera que hubiera sido de otro partido", a lo que el segundo respondió: "el peronismo es un partido de poder que se reconfigura permanentemente". "Tal es así que Menem integró a su gobierno a todo el peronismo renovador. El más díscolo fue José Manuel de la Sota, que aceptó una Embajada en Brasil porque necesitaba tomar distancia de un proceso que no sentía como propio", evocó el escritor.

Sin embargo, "después de perder –continuó el historiador- las elecciones del ´87, del ´91, y dejar pasar las del ´95 porque no tenía la posibilidad de presentarse por tercera vez, en el año 1998 una de las claves para que De la Sota acceda a la Gobernación fue su reconciliación con Menem. Así, logró el apoyo del gobierno nacional. Por supuesto que para conseguir ese respaldo se tuvo que hacer cargo de un presente llamado Germán Kammerath".

Al hacer mención a los motivos por los que Mestre perdió esos comicios, Dómina precisó que "el principal error que cometió fue que se enfrentó con todo el mundo. Se peleó con la Intergremial de los médicos, con los productores rurales del sur, con los docentes y los estatales en general". "En cambio, De la Sota la pegó cuando lo agarraron los consultores brasileños y le cambiaron el look, convirtiéndolo en un dirigente amigable que ofrecía paz y amor, y metió ese golazo que fue la propuesta de la reducción del 30 por ciento de impuestos. En ese contexto, Mestre fue a un mano a mano con De la Sota sin comprometer a su partido y a todos los intendentes y sufrió un golpe de knockout", evaluó.

Mestre y el libreto del Banco Mundial

Becerra también rememoró los motivos de la derrota de Mestre en el ´98. "Nosotros asumimos los errores que cometimos desde la UCR, pero hubo un ingrediente que no fue menor. Cuando estábamos casi en el cenit de la ejecución de los resultados del Consenso de Washington, las políticas de Estado se expresaban a través del Banco Mundial, un organismo perverso. Todas las modificaciones que hizo el gobierno de Mestre a la estructura de su sistema educativo, de salud y de la administración pública estaban escritas en un informe que le proporcionó el Banco Mundial para la provincia de Córdoba. Con ese libreto llegaban los créditos, que tenían que ser habilitados por el gobierno federal, que pensaba lo mismo que el BM. Cuando se fueron al Diablo los consensos de Washington y cambió el sistema financiero internacional, empezó la caída de los gobiernos de Menem y de Mestre", puntualizó el dirigente de la UCR.

Por otra parte, el autor de Historia Mínima de Córdoba consideró que "en la actualidad hay una reconfiguración en marcha, no sólo del peronismo sino también de la política en general, fecundada por la incorporación de las nuevas generaciones. Mi aspiración es que esa reconfiguración se dé hacia delante. Es decir, de cara al futuro. Me decepcionaría mucho si es una regresión a cualquiera de las etapas pasadas en la Argentina. Difícilmente, las etapas más oscuras como la de la última dictadura cívico militar puedan repetirse porque la democracia hoy está consolidada".

Recuperar el federalismo

Finalmente, Dómina destacó que "en la Argentina hay una gran asignatura pendiente que, como cordobeses que somos, tenemos que tomarlo con la seriedad que el caso requiere. Para mí, el federalismo está en caída libre. Si realmente queremos tener un país federal empecemos por revisar qué tenemos que hacer para lograrlo. Por eso, tenemos que reclamarlo en serio haciendo cosas concretas. No desde el discurso y en medio de cuestiones coyunturales".

...

 
     Sin comentarios aún ...                    Enviar Comentarios